El momento ZOOM del coworking

Extracto del artículo de Ashish Goenka en https://tinyurl.com/yargpoyp

Traducción y Adaptación: Cecilia Santos Popper


Existen más de 20 mil espacios de coworking en el mundo. Este es un número que impresiona, teniendo en cuenta los humildes orígenes de esta industria que originalmente fue creada para freelancer, creativos, entrepreneurs y start-ups. La trayectoria de crecimiento es aún mas impresionante: la cantidad de espacios ha crecido a un promedio anual del 40% en la última década, mientras que la disponibilidad de asientos ha crecido un 70% en el mismo período.

Es indudable que el impacto económico de COVID tendrá un impacto económico muy importante, y los espacios de coworking pueden ser una de las industrias que se conviertan en las “ganadoras” de esta crisis…..


Nadie quiere ir una oficina?

La lista de empresas que están abandonando la idea de una “oficina” y permitiendo a su personal migrar a la forma de trabajo remoto está en aumento. Twitter, Google y Facebook y otros gigantes tales como Microsoft y Amazon anunciaron que la mayoría de sus empleados puede trabajar de manera remota. Twitter ya había comenzado a planificar su cambio hacia un sistema de trabajo distribuido ANTES de COVID, y ahora ha acelerado ese proceso, a través de su trending topic #LoveWhereEvereYouWork. Incluso empresa más conservadoras como Morgan Stanley y Barcalays han empezado a mirar al trabajo remoto como una alternativa a sus oficinas elegantes. 

COVID acelerará la adopción de trabajo remoto en todas las industrias en las que se pueda trabajar remotamente, o al menos mas remotamente que antes. La tecnología lo ha hecho posible.

No obstante, es importante saber que:

  • El trabajo remoto NO ES LO MISMO que el trabajo desde casa. Simplemente significa no ir a la oficina (headquartes en inglés)
  • El trabajo remoto ha existido desde hace mucho tiempo
  • Las oficinas no desaparecerán completamente, pero tendrán que evolucionar
  • Trabajar desde cualquier parte tiene sus propios desafíos


Por qué la gente va a una oficina?

Las oficinas son parte de nuestro entretejido social. El trabajo le da un sentido a nuestra vida. Es nuestro karma. Nacimos, aprendemos a caminar, a hablar, a leer y escribir, para poder trabajar y ganarnos la vida. Y en una de esas, tal vez dejar nuestra marca en el mundo. El trabajo le da sentido a nuestra vida. Y el espacio de trabajo es donde este sentido se vuelve tangible. El espacio de trabajo y la gente en está en él son partes reales de nuestras vidas, no importa quienes seamos.


"El trabajo le da sentido a nuestra vida.

Y el espacio de trabajo es donde este sentido se 

vuelve tangible"


La oficina no es solamente el espacio donde uno va a hacer un trabajo y ganarse la vida. Es mas que eso. Es donde conocés colegas, donde muchas veces conocés a tu esposa o pareja. Es un lugar donde hacés amigos (que pueden ser también colegas, pares o clientes). Es donde las relaciones y la cultura se construyen, donde las tendencias se definen y hacen girar la rueda de la economía. Es donde las conversaciones informales derivan en ideas brillantes o nuevas innovaciones. Es donde a veces trabajas, a veces te relajás, y a veces socializás. Un espacio de trabajo no es sólo un espacio, es una EMOCION, un sentimiento. 

Preguntale al empleado de una fábrica donde trabaja hace mas de 40 años o a un freelancer que trabaja en un coworking. Preguntate a vos mismo:te acordás de tu primer oficina?, y las oficinas que siguieron después de esa? Tal vez a algunas oficias quieras olvidarlas, pero quedan en tu memoria.


Trabajo remoto: nada nuevo.

La tecnología ha revolucionado el mundo del trabajo, COVID ha cambiado al mundo. Mientras que los avances tecnológicos habilitaron la posibilidad de trabajar desde cualquier lado, el COVID lo hace indispensable. Entonces, allí está la oportunidad: el surgimientode espacios trabajo flexibles que permitan a la gente trabajar “en cualquier parte”. Muchos creen que “cualquier parte” será “casa”, siendo que resuelve el problema del transporte a los lugares de trabajo, es cómodo y es la opción mas segura en tiempos de COVID. Todos son datos innegables, pero hay muchos desafíos asociados al trabajo en casa.


El trabajo en casa, funciona?

Los desafíos del trabajo en casa (TEC)

  • Distracciones: Habiendo participado de un webinar recientemente, noté que varias personas se unían al desde sus autos. Admito que me puse celoso, pensando que podían estar paseando mientras yo estaba encerrado por la cuarentena. Mas tarde, descubrí que en realidad estaban usando sus autos porque en sus pequeñas casas tenían demasiadas distracciones que les impedían mantener una conversación productiva. Mientras este problema es global, es espacialmente cierto en aquellas trabajadores que viven en espacios pequeños o con familias numerosas donde los espacios del hogar no son aptos para una reunión de trabajo remoto o la posibilidad de ser interrumpidos por niños o padres es grande. Para hacer las cosas más difíciles, parece que las escuelas van a permanecer cerradas por al menos 3 meses, lo que implica TEC con niños.
  • Aislamiento: Los espacios de coworking empezaron como una cura a la soledad. Trabajar desde casa puede ser muy solitario. Es difícil mantenerse motivado cuando se trabaja solo, especialmente si te encontrás estancado enfrentando un problema relacionado con el trabajo que estás haciendo.El soporte y ánimo informal que se obtiene de pares y coworkers trae un sentido de pertenencia que es imposible de recrear en las infinitas llamadas de Zoom. Las redes de conexiones de los espacios de trabajo crean un sentido de pertenencia y un propósito. El vínculo que se crea en un espacio de trabajo es de un valor incalculable, tanto a nivel personal como profesional. Algunos de mis mejores amigos los conocí en el trabajo.
  • Cultura: La cultura de la organización es un factor diferenciador enorme cuando se trata de atraer o retener talento, socios, clientes, etc. Es una ideología intangible que define la habilidad de una organización y sus miembros para relacionarse. La cultura define como la organización se mueve hacia adelante con un conjunto de valores y metas compartidos. La cultura se crea mediante la interacción, la colaboración, el sentir y la conexión. 
  • Productividad y performance: Algunos estudios indican que el trabajo remoto puede aumentar la productividad. A veces esto es atribuido a que se reduce el tiempo de traslado y se presenta menor cantidad de días por enfermedad. De cualquier manera, es difícil medir la productividad en un entorno remoto y esto es lo que hace difícil cuantificar la performance o asignar incentivos para la productividad. Desde una perspectiva personal, el trabajo remoto requiere un alto grado de auto-disciplina y motivación también.
  • Comunicación y colaboración: Mientras que las herramientas de comunicación están en su apogeo, el aprendizaje informal de un espacio de trabajo no puede ser equiparado a la experiencia online. La falta de tiempo cara a cara hace que la supervisión, el trabajo en equipo y el aprendizaje sean difíciles. 
  • Privacidad / Seguridad: Darle acceso a información sensible a millones de trabajadores remotos es un desafío grande. Desde ya, la tecnología, los métodos de encriptación de datos y la seguridad informática están muy desarrollados hoy en día. Pero estas herramientas no siempre están disponibles en nuestros hogares.
  • Infraestructura: La internet y el acceso móvil vía redes 3G/4G está más difundido que nunca. Sin embargo, la conectividad, la velocidad y confiabilidad de las conexiones hogareñas es aún inestable en grandes partes del mundo. Por otra parte, es difícil recrear espacios de trabajo con control de temperatura, iluminación adecuada, ergonomía y otras herramientas tecnológicas en el hogar.


En definitiva, mas allá de los desafíos relacionados con la infraestructura y las distracciones. Es probable que podamos ajustarnos. Seguramente encontraremos formas de que esto funcione. Pero, debe ser el trabajo en casa la primer opción? Podemos ser las mismas personas que somos en el trabajo, en casa? Algunos de nosotros podemos, pero tengo una fuerte sensación de que la mayoría no podremos.


Seguramente, algunos de nosotros podremos trabajar desde casa (TEC) de manera exitosa. Pero el resto, y déjenme adivinar, la gran mayoría, buscará alternativas al TEC. Creo que el futuro del trabajo definitivamente seguirá teniendo oficinas centrales, pero además se agregará un mix de opciones, entre ellas espacios flexible y un componente de trabajo en casa. 


Las oficinas centrales se achicarán

Durante muchos años, los líderes de los negocios han buscado formas de reducir costos. Y la oficina en sí misma es una línea de costo muy grande. Los avances en las tecnologías y el COVID han catalizado esta reacción. Mientras muchos promueven el trabajo desde casa (TEC), probablemente esto termine resultando en trabajo donde sea (TDS). Los beneficios del TDS son similares al TEC, pero sin su defectos:

  • TDS permite a la gente trabajar cerca de casa, aprovechando el beneficio de no tener que trasladarse largas distancias para trabajar.
  • TDS es cómodo, es familiar, tiene un una estructura de soporte detrás que lo respalda, es conveniente
  • TDS tiene rituales, podés ser tu “yo en el trabajo”, conocer gente, conectar, sentirse conectado
  • TDS tiene menos distracciones, menos aislamiento, mas aprendizaje entre pares, mejor infraestructura y la posibilidad de controlar el ambiente.

Si bien nadie puede predecir el futuro, hay algo que es seguro: el retorno al trabajo será diferente a lo que era hasta ahora. A todos a los que les he preguntado (desde el trabajador por horas al más alto ejecutivo), todos quieren volver a trabajar. Las cosas que mas preocupan son el transporte y la cantidad de personas con las que estarán en contacto durante el viaje al trabajo en medios públicos. Por otro lado, as empresas ya están haciendo las adecuadiones necesarias en sus oficinas centrales para la era POST-COVID, donde deberán reducir entre un 40% y un 60% la ocupación de sus espacios para adherir a las medidas de distanciamiento físico.. Nunca antes ir a trabajar significaba una preocupación en tu vida, a menos que trabajes en una zona de guerra!. Por lo tanto, la preocupación es real. Los desafíos de TEC (trabajar en casa) ya fueron discutidos más arriba, y las oficinas centrales deberán achicarse.



"...los espacios de coworking se convirtieron en una alternativa aceptable a alquilar tu propia oficina. COVID acelerará este proceso..."


El Momento ZOOM para el coworking es AHORA!

Los espacios de coworking son el mejor lugar para convertirse el DONDE SEA de Trabajas Donde Sea (TDS). Habrá algunos cambios que habrá que hacer para adaptarse a la nueva normalidad. Pero aún antes de COVID, los espacios de coworking se convirtieron en una alternativa aceptable a alquilar tu propia oficina. COVID acelerará este proceso.



"...debemos entender que necesitamos una oficina a la que ir. Donde podamos pensar, actuar y hablar diferente y hacer cosas diferentes a lo que hacemos en casa. Debemos tener un espacio donde podamos crear algo de la nada...."


La solución para los trabajadores de oficina:

  1. Los espacios de coworking son alternativas viables para empresas que deseen implementar TDS. Veremos cada vez más espacios locales en zonas suburbanas.
  2. Ubicación: Espacios con acceso fácil y buena ubicación, cercanía a infraestructura social y de salud ayudarán a calmar las preocupaciones de aquellos que viajan a sus oficinas de manera regular
  3. Compartir el costo: las tareas de desinfección, limpieza, mantenimiento, soporte técnico etc. Son todos costos que suman a la hora de tener una oficina. Los espacios de coworking han demostrado poder ayudar en este sentido, y a la vez adherir al proceso de distanciamiento físico e higiene de manera de que los miembros puedan trabajar en los espacios seguros, sin tener que trasladar este costo directo a los trabajadores y/o empresas.
  4. Tecnología: La necesidad de que las empresas cuenten con lugares de trabajo distribuidos requerirá un despliegue de tecnología que permita video-conferencia, presencia virtual, telecomunicaciones, etc. Los espacios de coworking podrán contribuir con estos sistemas y soluciones y brindar servicios de este tipo a sus miembros, a costos accesibles.

En definitiva, COVID vino a cambiar al mundo, y por lo tanto, cambiará la forma en que trabajamos. El trabajo desde casa puede ser una solución viable en el corto plazo. Pero debemos entender que necesitamos una oficina a la que ir, donde podamos ser nuestro “yo en el trabajo”. Donde podamos pensar, actuar y hablar diferente y hacer cosas diferentes a lo que hacemos en casa. Debemos tener un espacio donde podamos crear algo de la nada.


En la era POST-COVID, los espacios de Coworking pueden representar el lugar ideal para que eso suceda!

Artículos relacionados

0 comentario(s)